sábado

5: Excusas para no entrenar.

Aunque ya voy camino de cumplir los 53, rara es la semana que no me acerco al gimnasio, me vendo las muñecas, me pongo dos guantes de ascendencia vietnamita, y me lío a tortas con el saco.
Como al saco siempre le gano, durante quince o veinte minutos me resulta muy fácil creerme capaz de sobrevivir a un torneo de Muay-thai, con lo que eso supone para la salud del espíritu; por si fuera poco, doy por hecho que entrenar también le sienta bien al cuerpo.


A veces, me encuentro con personas cuya única actividad física consiste en cambiar de postura para reacomodarse en el asiento. Invariablemente, son personas que suben las escaleras más despacio que yo, con independencia de que tengan quince años menos, o veinte o treinta. Si les insinúo - educadamente - que hacer deporte siempre es buena idea, me contestan - educadamente - que no tienen tiempo para chorradas.

Pero "No tengo tiempo" no es la única excusa. He oído unas cuantas.

Por favor, ¿me repites cuál era tu excusa para no entrenar?


Excusa nº 1: "Estoy fatigado"

"Lo mejor para olvidarse de la fatiga es aumentar el ritmo"
Arnold Schwarzenegger


Excusa nº 2: "No tengo un local en condiciones"

Los de la foto tampoco tienen local. 
Sólo tienen un montón de hierros viejos, procedentes de una fábrica de ascensores. 
Lugar: Kiev. 
Horario: Está siempre abierto.
Cuota: Déjalo ordenado cuando te vayas.


Excusa nº 3: "En mi local hace mucho frío"

¿De cuántos grados me estás hablando?


Excusa nº 4: "No dispongo de buen material"

¿Qué te parece la marca ADOBE SECADO AL SOL?
¿Es bastante buena para ti?
¿Te cocemos un juego de pesas? Nada, hombre, a mandar.


Excusa nº 5: "Me duelen las manos"

¡¡Enhorabuena!!
Si te duelen las manos, suele ser porque tienes manos.


Excusa nº 6: "Me duele una pierna"

Este chico sigue entrenando artes marciales
después de haber perdido una pierna.
Quédate con su cara y recuérdala cada vez que te creas que eres el rey del Mambo.


Stevie Richardson, militar escocés, 26 años.
Perdió las dos piernas en una misión en Afganistán.
Los discos de la foto son de 20kg y la barra de 10. Total: 50 kg.
¿Qué me estabas diciendo? Ah, sí, ya me acuerdo, que te dolía una pierna...


Excusa nº 7: "Me he roto una uña"

El joven de la foto no puede romperse NINGUNA uña.
Qué morro, así cualquiera.


Excusa nº 8: "Ya estoy muy viejo"

Sí, sí... Y el de la foto más.


Excusa nº 9: "Así como estoy me veo bien"


Di que sí.
Una fabada para desayunar, pitillito y al sofá.
Si es que para ir al gimnasio hay que ser imbécil.


Excusa nº 10: "Eso de ir al gimnasio es para hombres. A las mujeres nos sienta fatal; nos desfigura"

Cierto. Muy cierto.
Sirva esta foto como ejemplo... ¡Desfigurada sin remedio!


Excusa nº 11: "No tengo ningún gimnasio cerca. Y dentro de casa es imposible entrenar"

No me cuentes mingadas.


¿Se te ocurren más excusas?

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Thank you, Mila. Have you read this page in english? I am not completely sure if the automatic translation is good enough.

      Eliminar

Contador

Flag Counter