martes

PRESENTACIÓN DEL BLOG.


Cuando surgió en mi cabeza la posibilidad de escribir un blog, inevitablemente empecé a oír voces.

Quienes me consideran profesor de secundaria y me ven siempre con la típica bata blanca, me decían: “Ah, qué buena idea, un blog sobre asuntos científicos y matemáticos.”

Emmet Brown, el más grandísimo científico de "todos los tiempos".

Quienes me consideran escritor, me decían cosas como: “Guay, un blog sobre ciencia ficción”, o “Qué miedo, un blog sobre literatura de terror” o “Ya iba haciendo falta que alguien escribiese un blog dedicado a la literatura hispanoamericana”.

Gabriel García Márquez, trabajando en "El otoño del patriarca".
Obsérvese la mesa, calzada con papelitos doblados.

Quienes saben que me chifla el cine, también tenían voz: “Muy buena idea, sí, señor, un blog dedicado al séptimo arte.”


Señoras y señores, la famosa grabación de los hermanos Lumière, 
"La llegada del tren".

Quienes saben que me he pasado cientos de horas leyendo libros dedicados al fenómeno OVNI me decían: “Vaya, vaya, así que vas a rellenar un blog contando aventuras de marcianetes, pues nada, nada, que te vaya bien.”

Betty y Barney Hill. 
Tienen en sus manos "Viaje interrumpido", de John Fuller,
libro que marcó un antes y un después.

Quienes me ven como ajedrecista, no muy bueno pero ajedrecista al fin y al cabo, también conseguían que oyese voces: “Estupenda idea, un blog dedicado al ajedrez.”

Joan Bennet intentando ganar a Humphrey Bogart (no era tarea fácil)
durante una pausa del rodaje de "No somos ángeles".

Quienes creen que me paso doce horas diarias navegando con el Silent Hunter y las otras doce volando con Flight Simulator, me decían: “Guay, un blog dedicado a los simuladores.”


Quienes creen que lo único que hago con mi tiempo es beber cerveza y observar el comportamiento humano desde un rincón del Santuario del Vidrio, me decían: “Excelente inciciativa, un blog dedicado a explicar la gran variedad de cervezas que hay en el mundo y a resaltar lo sorprendente que es la vida.”


Veo que la mayoría de los blogs respetan el sabio consejo de las voces: se concentran en un único tema.

Para mí, tal cosa es imposible...

Soy profesor de Ciencias, sí, pero si no escribiese ciencia ficción, si no me gustase tanto el cine, si no hubiera perdido doscientas partidas de ajedrez, si nunca hubiera pasado una noche completa oyendo caer las cargas de profundidad...  daría mis clases de otra manera.
Soy escritor, sí, pero si no conociese cada año cien caras nuevas, si nunca hubiera estudiado el fenómeno OVNI, si nunca hubiera probado la NetherWorld de los "Flying Monkeys"... escribiría de otra manera.

En mi cabeza, estos temas y otros muchos, son como ladrillos. Y los ladrillos levantan muros. Y los muros acaban formando un laberinto. 
Este blog, a su manera, es otro laberinto. 




Contador

Flag Counter