viernes

0: Cómo publicar en Amazon

La jaula de los monos, de la que hablaremos en la siguiente entrada, fue la primera novela que edité en la plataforma Createspace, que está integrada en Amazon.

Si tienes una novela terminada y decides publicarla en Amazon, puedes pasarte un mes discutiendo contigo mismo "¿Pero cómo diantres funciona esto?" o puedes leerte mi pequeño resumen de los pasos que hay que dar.

Primero, debes tener claro si la quieres publicar sólo en digital, para que los lectores la descarguen y la lean en una pantalla, o si quieres publicarla en papel, de modo que quien quiera leerla pueda pedir un ejemplar en Amazon para que el cartero se lo lleve a su casa; o pueda encargarla en una librería, que si todo se hace bien es legal.
¿Y si quieres poner en marcha ambas opciones? En ese caso, seguro que hay quien te dice "Empieza por la versión papel y Amazon te generará un fichero digital de forma automática". Si revisas el fichero digital a conciencia antes de publicarlo, puede valer. Si te fías del automático sin revisar el resultado, te puedes encontrar (por ejemplo) con que sean ilegibles párrafos enteros porque los escribiste con una fuente de letra incompatible. Si lo revisas a fondo antes de publicarlo, puede valer. Pero mi consejo es que te hagas tú personalmente los dos libros, el digital y el de papel; así seguro que quedan a tu gusto.


<> Opción 1: libro digital

Basta con darte de alta en Amazon.com; hecho lo cual, te das también de alta en la sección "Independtly publish with us" (Publica con nosotros por tu cuenta) y subes tu novela (texto y portada) para que la publiquen. Necesitarás tener a mano los datos de una cuenta bancaria, para que te ingresen los posibles beneficios.

 (1) El texto: Supongamos que ya lo tienes completo en word. Vamos a buscarle pegas y a ponerles remedio.
- ¿Cuántas fuentes de letra has usado, catorce? MAL.
El efecto que tanto te gustaba al escribir con mentalidad "esto es un folio", en pantalla se pierde. Empieza por reescribirlo usando como máximo tres fuentes de letra. Y cuanto más limpias sean (Calibri, Sans serif...) mejor.
- Casi seguro, entre capítulo y capítulo has pulsado "enter" seis o siete veces. MAL.
Al convertirlo a digital, las veces que hayas pulsado "enter" no cuentan; no habrá separación entre capítulo y capítulo y se verá todo seguido. Terminará un capítulo y el título del siguiente estará una línea más abajo. Debes separar los capítulos con un SALTO DE PAGINA; entonces sí que empezará cada capítulo en cabecera de pantalla.
- Seguramente, lo habrás escrito con mentalidad de impresora y tendrás el texto justificado. MAL.
Para pasarlo a digital debe estar el cuerpo del texto alineado a izquierdas y los títulos centrados, o en pantalla se verá una chapuza llena de huecos. Una sangría en la primera línea sí que se puede poner; de hecho, es lo más normal. Pero pulsar la barra espaciadora cuatro veces no es lo mismo que definir una sangría en la primera línea para todo el texto. Hay que ir a "párrafo", "sangría", "sólo en la primera línea".
- ¿La primera línea te queda pegada al título del capítulo? Claro; es que entre el título y la primera línea tampoco vale pulsar "enter": hay que añadir un SALTO DE AJUSTE DE TEXTO.
- ¿A que también has numerado las páginas? GRAVE.
Las pantallas adaptan el texto a su tamaño y un libro de 100 páginas puede tener 370 pantallas en un dispositivo y 596 en otro: las páginas deben ir sin numerar.
- ¿Has pegado fotos? Sí, sí, ya lo sé, para imprimir da igual. AQUÍ NO DA IGUAL.
En pantalla se verá una mancha borrosa o en algunos dispositivos las imágenes ni siquiera se verán. Hay que insertarlas, que no es lo mismo que cortar y pegar. Las imágenes deben ir insertadas y centradas.
- El último detalle: no se pueden cortar palabras con guión al final de una línea, por la sencilla razón de que las líneas en pantalla dependen del zoom que ponga el usuario: todos los guiones fuera. Y el guión de diálogo a principio de línea, largo, por supuesto.
¿Todo arreglado? ¡BIEN! Ahora lo guardas (ya sé que suena raro) en opción compatible con word 2003 y lo subes. En pdf, si hay fotos, ni intentarlo porque en pantalla se verán cortadas entre página y página (estamos hablando de kindle). Un pdf sin texto sí que puede verse bien, pero no merece la pena pasarlo de doc a pdf. Lo mejor: doc compatible word 2003.
Y lo mejor de lo mejor de lo mejor: ceñirse a una de las dos plantillas que puedes descargar en este enlace (la gratuita funciona de cine; la de pago debe saber cocinar y te saca el perro por las noches):

 http://www.ciberautores.com/doc-a-kindle/

(2) La portada: Debe ser un jpg guardado en calidad 300ppp o más, con proporción ancho largo 1 a 6 y con al menos 500 pixeles en el lado más corto.

(3) Cuando hayas subido el texto y la portada a la plataforma sólo te faltará decidir un precio. Si te llamas Ken Follet puedes poner el precio que te dé la gana; si no, pon de precio un par de dólares y a correr.

<> Opción 2: libro de papel.

Vas a necesitar un dominio más profundo del idioma inglés, porque en este caso no basta con darte de alta en Createspace; también debes darte de alta (sin excusa) en el fisco estadounidense, en el US Department of the Treasury (www.treasury.gov). Sí que es necesario saber inglés para cumplir este trámite porque el impreso que hay que rellenar es espectacular, el Certificate of Foreign Status of Beneficial Owner for United States Tax Withholding, Form W-8BEN) pero no hay que asustarse: sólo te das de alta por si ingresas con tus libros más de 20.000$/año, en cuyo caso tendrías que hacer en EEUU el equivalente de la declaración de renta. No hay que asustarse por lo siguiente: si no llegas a ese nivel de ingresos te olvidas del tema, y si llegas no te importará pagarle 100$ a alguien que sepa rellenar una declaración de renta estadounidense. Tiene su lógica que debas fichar en la Oficina del Tesoro de EEUU porque al darte de alta en Createspace al fin y al cabo lo que estás haciendo es añadir tu nombre a la lista de editores que operan en ese país, aunque tu domicilio (y tu sede) estén en otro y aunque no tengas intención de editarte más que a ti mismo. Todos los libros de Createspace constan como "editados en EEUU", sea en el idioma que sea.
Al rellenar el impreso de la Oficina del Tesoro te pedirá tu US tax payer identification number. Hay quien se atasca meses en este punto porque inicia un trámite paraleleo para pedir tal número. No hace falta. Te registras como extranjero, pones el NIF español, el ordenador se queda un rato recapacitando y luego lo da por bueno. Si vendes mucho, ya puedes pagar impuestos en los dos sitios, en España y en Los Estados Unidos de América (A mí me encantaría tener que pagarle miles de dólares al fisco estadounidense; soñar, salvo en dos o tres novelas de ciencia ficción, es gratis).

Ya te diste de alta. Ahora hay que maquetar el texto y diseñar una portada.

Maquetar el texto consiste en adaptarlo al formato de la plantilla Createspace formated template, que puedes descargarte de este enlace (si el inglés no es lo tuyo, recapacita antes de meterte en este embrollo)

https://www.createspace.com/en/community/docs/DOC-1323

Cuando hayas pegado (capítulo a capítulo, de uno en uno, con la opción "adaptar al formato del destino") toda tu novela en la plantilla y hayas comprobado fuentes, márgenes, tildes, encabezados, pies, ortografía..., debes "Guardar como doc compatible 2003" y darle un nombre al fichero.
Ya tenemos un "libro preliminar" en formato doc.
Con lo que viene ahora agárrate que hay curva: no te fíes de la opción "Guiones automáticos".
Este ejemplo es verídico: escribí un texto que contenía ".... tus discípulos que..."; el automático rompió así las líneas
línea 80  ...tus discí-
línea 81  pulos que...
En una posterior revisión ortográfica el automático se encontró con la palabra "discí" y pensó... ...debe ser "disco". El libro quedó así
línea 80 ...tus disco-
línea 81 pulos que...
No te fíes del automático. Revisa los guiones antes de mandar el texto a imprenta. Aunque te cueste un par de horas. O un par de tardes.
¿Revisado? Volvemos a guardar. Insisto: la forma de que todo cuadre a la primera es guardar la novela como "compatible word 2003". Y así, tal cual, en formato word 2003 (doc) lo subes a la plataforma y revisas el aspecto final del libro en el simulador (el simulador es EXCELENTE: lo que se ve en el simulador es lo que sale de la imprenta, tal cual). ¿Algo no cuadra? Arregla el texto, llámalo versión 2 y vuélvelo a subir. Si lees mi novela Horus, piensa que cuando la subí se llamaba Horus8x5version9.doc.
Aquí sí que puedes jugar a usar un montón de fuentes (en mi ordenador hay en este momento mil seiscientas, aunque la mayoría no valen más que para poner títulos llamativos; letras rotas, corroídas, con sombra... no sirven para el cuerpo de una novela; para los títulos ya lo creo que sí, y merece la pena tenerlas. Mi recomendación es que no te pongas a diseñar títulos de portada sin antes instalarte Megafonts3.)

Y eso es lo realmente difícil: la portada.
Una portada toda verde con un rectángulo blanco y dentro del rectángulo "Las aventuras de Wincho, el murciélago bizco" escrito con Arial 48, cuesta tres minutos. Y un poquito más trabajada, como esta del ejemplo, cuesta quince minutos, incluyendo el tiempo invertido en buscar fotos de murciélagos y elegir una.


Pero una portada que empieza por encontrar esta foto


pasa por esta fase intermedia


y termina así


requiere unas cuantas horas.
Primero, asegúrate de que las fotos (portada y contraportada) se pueden usar libremente o asegúrate de que el autor te da permiso para usarlas. Si coges la primera que te guste navegando por internet y la usas de portada te puedes meter un lío de campeonato.
Segundo, descarga la plantilla adecuada al número de páginas de tu novela; o sea, empieza por empollarte esta página

https://www.createspace.com/Products/Book/CoverPDF.jsp

y luego pulsa en "Download Cover Templates"



Lo que se ve en azul es lo que se va a imprimir. Y cualquier elemento clave de la portada debe quedar dentro de la zona punteada en azul oscuro, la zona segura. Lo que quede fuera de la línea continua azul claro, lo cortará la guillotina y se irá a la papelera.

1/ Abres el fichero de la plantilla con tu editor gráfico favorito. El único que supera a Photoscape es Photoshop. Photoshop, o lo pirateas o lo pagas. Photoscape es gratis y de uso libre. Tú mismo. Yo uso Photoscape porque me resulta muy intuitivo y muy fácil de usar. Photoshop resulta abrumador. Puede venir bien tener instalado Magix Photodesigner 7, que también es gratuito, para aumentar la galería de efectos disponibles, aunque es MUCHO más difícil de usar que Photoscape.
2/ Cuando tengas una portada acabada, la pegas en el rectángulo Front, sin salirte de la línea azulclaro.
3/ Cuando tengas la contraportada, la pegas en Back.
4/ Cuando tengas el lomo del libro lo pegas en Spine.
5/ Recortas por la línea roja.
6/ Añades un color cualquiera en el canto que va de azul claro a rojo.
7/ Lo guardas en 350 ppp o más.
8/ Lo conviertes a pdf y lo subes.
9/ Fíate del simulador de libro terminado. Tal como se ve en pantalla, lo imprimen.

Cuando des el visto bueno al texto (interior) y la portada (cover), Createspace te marcará un precio mínimo para cubrir gastos de impresión. Si te llamas Stephen King, multiplícalo por cuatro. Si no, confórmate con multiplicarlo por 1'25 o 1'5 y que Dios reparta suerte.

Respecto a la posibilidad de que sea legal vender tu libro en librerías tradicionales, es muy simple: basta con efectuar el depósito legal (4 ejemplares) y hacer constar en el interior del libro el correspondiente número.

Resumen de pasos:
primero, decides un título que ya no vas a poder cambiar,
segundo, das de alta ese título en Createspace, donde te asignarán un ISBN made in USA,
tercero, vas a pedir un número de depósito legal para ese título con ese ISBN (si en la oficina de tramitación del número de depósito legal se escandalizan del ISBN de tu libro y te dicen que no vale porque no es un ISBN español, recuérdale a quien te lo esté diciendo que la I de ISBN significa International. Es el número que identifica tu libro en todo el planeta).
cuarto, añades el número de depósito legal en la primera página de tu libro,
quinto, lo subes a la plataforma, lo revisas y lo apruebas
sexto, imprimes cuatro copias para entregar en el depósito, donde tu libro queda fichado por los siglos de los siglos con ESE título, con ESE ISBN, con ESE número de depósito, con ESA portada y con ESE formato, que ya son intocables.
Ya lo pueden vender en las librerías tradicionales SI QUIEREN. Normalmente, no quieren, pero esa es otra película. Sería perfectamente legal que le añadiesen un porcentaje para ellos y lo vendiesen. En ese caso, tú estarías entrando en la librería en calidad de editor.

Una reflexión final: cuando el libro esté acabado, a unas personas les gustará y a otras no; habrá quien diga que ha llorado leyéndolo y que le ha gustado tanto como si fuera de Borges y habrá quien diga que empezó a roncar en la página dos; habrá quien diga que la portada es impresionante y habrá quien diga que es un moco aplastado; habrá quien diga "¿Has escrito un libro?, qué flipe, quiero leerlo pero ya" y habrá quien diga "Así que escribes libros, pues que bien, yo hago pulseras con moscas muertas; te dejo, voy a ver si cazo alguna".
Que no te descentren. Ni los unos ni los otros.
Puedes estar bien seguro: ni eres tan bueno como Borges ni tan malo como un moco. Así que sonríe a todos por igual y si este libro ya está acabado haz lo único que un escritor debe hacer: empieza otro.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Contador

Flag Counter